Saltar al contenido
[Inglés-profesional]

Acabado químico de los tejidos

29 mayo 2020
acabado químico de los tejidos

Cuando se fabrica un tejido, existen una variedad de procesos a los que llamamos acabado a los que se les puede someter antes de su uso. Estos procesos pueden ser pretratamientos (preparation of fabric) como el decolorante (bleaching); la coloración (dying), serigrafiado (printing), o acabados (finishing). Hoy vamos a hablar sobre el acabado químico de los tejidos.

¿Qué es el acabado de un tejido?

Pues se trata de una operación que se le realiza al tejido para mejorarlo de alguna manera una vez que ya está hecho. Cabe resaltar que los acabados no solo se pueden dar en tejidos, ya que también es posible someter a procesos de acabado. Por ejemplo, a los hilos antes de tejerlos o a las prendas una vez confeccionadas. Pero hoy nos vamos a focalizar en acabados de tejidos.

¿Qué tipos de acabados de tejido existen?

Podemos dividir los acabados de tejido en dos grandes bloques.

Los acabados en seco o mecánicos (dry or mechanical finish).

Los acabados en húmedo o químicos (wet or chemical finish).

Sobre los acabados mecánicos hablaremos más adelante.

Acabado químico de los tejidos: ejemplos

Como su propio nombre indica, el acabado químico es aquel para el que se utilizan químicos durante el proceso para obtener el resultado deseado. Siempre ha sido una parte importante del proceso textil, pero su importancia se ha incrementado en los últimos años por la tendencia a desarrollar productos “high tech”. Veamos algunos de los acabados químicos que existen.

Acabado suavizado = softening finish

El acabado suavizado es uno de los más comunes. Con el uso de suavizantes químicos, los tejidos adquieren un tacto más suave, agradable y flexible. Se utiliza mucho en moda femenina e infantil.

Aprestado = sizing finish

Proceso por el que se le da cuerpo y rigidez a los tejidos, normalmente con almidón o colas. Podemos encontrarlo con mucha frecuencia en camisas formales, sobre todo masculinas.

Desaprestado = desizing finish

Es el proceso contrario, en el que se le quita el apresto que pueda tener el tejido para que no tenga tanta rigidez.

Ignífugo = flame-retardant finish

Aplicación de elementos químicos que hacen que los tejidos no puedan quemarse, o se quemen más difícilmente. Difícilmente encontraríamos este proceso en la moda a pie de calle, pero es especialmente útil para bomberos y otros profesionales.

Hidrófugo = water-repellent finish

Los químicos aplicados permiten el paso del aire pero no del agua ni otros líquidos. Muy útil por ejemplo para chaquetas o botas que no sean de poliéster.

Antideslizante = non-slip finish

Se utiliza sobre todo para que los tejidos al frotarse no se rompan tan fácilmente.

Antiséptico = antimicrobial finish

Se trata de un tipo de apresto que evita o inhibe la acción perjudicial que tienen algunos microbios sobre los textiles.

Antiestático = antistatic finish

Es un acabado que ayuda a prevenir o eliminar la electricidad estática, casi siempre con fibras sintéticas.

Anti-pilling finish

Hablamos de pilling cuando al tejido le sale unas bolitas o “pills“. El acabado antipilling se realiza para evitar que a las prendas les salga estas bolitas.

Elastomérico = elastomeric finishing

El acabado elastomérico se le aplica a los tejidos para que pueda estirar y recuperar la forma inicial de manera correcta.

***

¿Ya conocías todos estos tipos de acabado químico de los tejidos? ¿Conoces alguno más? Dejanos tu comentario abajo. Y recuerda que puedes seguirnos por instagram aquí.

Si te gustó... ¡compártelo con quien pienses que le puede interesar!